Ciudadanos y en redes sociales planean aventarle jitomates podridos a Peña Nieto ¿Te unirías?

loading...


El grupo encabezado por Arne aus den Ruthen, el ex city manager de la delegación Miguel Hidalgo, alista un "jitomatazo" a la diputada federal del PRI, Carmen Salinas.

A través de redes sociales, el grupo realizó una encuesta en la que postula a varios diputdos, y al presidente Enrique Peña Nieto, quien enfrenta el enojo de los ciudadanos y como consecuencia su nivel de aceptación ha ido bajando hasta colocarse en mínimos históricos. Nunca un Presidente mexicano había tenido un solo 12 por ciento.
La medición hecha por el periódico Reforma demuestra una caída estrepitosa. Ante esta nueva realidad, Peña Nieto, debería dimitir o deberíamos exigir que dimitiera. En otros países provocaría de manera inmediata un periodo especial con una anticipada convocatoria de elecciones para empezar.

Ante este enojo, el perfil de twitter JitomatazoMx, liderada por Arne aus den Ruthen que se plantea como una forma diferente de denuncia pública y balconeo de los diputados que aceptaron el bono navideño, realiza una nueva encuesta pública por redes sociales para definir al siguiente blanco.
En semanas pasadas, César Camacho, el primer blanco de la iniciativa se dijo muy indignado por ser atacado con jitomates e interpuso una denuncia contra Arne aus den Ruthen a quien responsabilizó del hecho.
Ante este enojo, el perfil de twitter JitomatazoMx, liderada por Arne aus den Ruthen que se plantea como una forma diferente de denuncia pública y balconeo de los diputados que aceptaron el bono navideño, realiza una nueva encuesta pública por redes sociales para definir al siguiente blanco.
Oiga, ¿Cuándo nos vemos? La Unidad Nacional, cómo mexicanos nos permitirá visitarlo. ¿Está listo?

Allá donde vaya, Peña Nieto será recibido con abucheos, tomatazos, protestas, manifestaciones, gritos de repudio. Tal y como sucedió en Monterrey, hasta donde el Ejecutivo se trasladó para colgarse de la tragedia del Colegio Americano del Noreste y así intentar mejorar su imagen.
Pero ni la mejor operación de marketing hará que la maltrecha imagen de Peña Nieto se reponga. Y es natural. Su gestión también representa un golpe a la inseguridad. La violencia se ha incrementado considerablemente durante su sexenio.
Su Gobierno ha fracasado también en el combate a la delincuencia. Lo dicen las cifras: más de 100 muertos durante sus primeros cuatro años.
Si Peña Nieto empezó su mandato con un 50 por ciento de aceptación y de eso ha pasado al 12, ¿con cuánto porcentaje terminará su sexenio?… Su caída en picada será traducida en el incremento de rechazo y la ira popular que cada día se hará más patente. Allá donde vaya habrá alguien protestando contra él y su Gobierno. Es el precio que debe pagar por su fallido sexenio.


Back To Top