Violaba niñas en el piso de la iglesia y las amenazaba.


La Secretaría de Educación de Guanajuato realiza una investigación administrativa en el Colegio Atenas de Irapuato, que acogió al sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, acusado por el delito de pederastia en agravio de cinco alumnos.

En la revisión se encontró que la institución —de corte católico— no cumplió con la normatividad educativa en la contratación del párroco, pues no estaba en el listado del personal.

UN GUÍA ESPIRITUAL. La directora, Carmen Carbajal Méndez, argumentó que el sacerdote no hacía la función de maestro, sino que se le había contratado por “fuera” como guía espiritual o sicológico y por tal motivo, no aparecía en la base de los docentes en servicio.

Carbajal Méndez declaró que no verificaron que se encontraba inhabilitado para el ejercicio sacerdotal por parte de la Arquidiócesis de León desde septiembre de 2012, cuando se descubrió que tenía una hija.

El sacerdote se incorporó al instituto a finales de agosto y tres meses después, según la denuncia de una víctima comenzó a violarla.

Posteriormente, de acuerdo con las denuncias penales de cinco alumnos, el padre Villegas cometía los abusos sexuales en secreto de confesión, en la dirección del colegio.

Dolor

La Unidad Especializada del Ministerio Público inició una nueva carpeta de investigación contra el sacerdote Jorge Raúl "N", ex vocero de la Arquidiócesis de León, por el abuso sexual a una niña, que también es alumna del Colegio de Monjas de Irapuato en el que el religioso presuntamente violó a otra menor.

Autoridades informaron que recibieron la segunda denuncia contra el implicado, quien sólo por la primera acusación que existe en su contra de violación calificada y corrupción de menores, podría alcanzar hasta 30 años de prisión.

El viernes pasado una adolescente de 15 años denunció que el “padre Jorge” la violó durante tres meses “bajo secreto de confesión”, y que era su asesor espiritual en el Colegio de Religiosas de Irapuato.

Agentes que realizaron la investigación, detuvieron al sacerdote, quien se encuentra en prisión preventiva.

Autoridades agregaron que el cura estaba suspendido de la actividad sacerdotal en León por otra demanda en su contra relativa a un reconocimiento de paternidad.

Primeros crímenes

Un sacerdote fue detenido por la Policía Ministerial del Estado, tras haber violado a una menor de 15 años de edad en un colegio de monjas, en Irapuato. Se trata de Jorge Raúl "N", quien fungió como vocero de la Arquidiócesis de León, en el año 2012.

La denuncia la dio a conocer Norma Nolasco, representante legal del ‘Grupo Unido de Madres Solteras’ en Guanajuato quien confirmó que el sacerdote fue suspendido en ese mismo año (2012), luego de la visita de Benedicto XVI a México, cuando una mujer le reclamó la paternidad de una menor de 9 años, y tras realizarle las pruebas necesarias se pudo confirmar que era su hija.

El sacerdote desapareció de la escena pública hasta que el pasado lunes fue detenido por la Policía Ministerial, luego de que la madre de una menor de 15 años de edad, interpusiera una denuncia penal en contra del religioso tras enterarse que éste la había abusado sexualmente.

La mujer denuncio que se percató de lo que estaba ocurriendo luego de que fue testigo de cómo el sacerdote le tocaba una pierna a la niña durante una reunión del colegio.  Dijo que a raíz de este hecho decidió preguntarle a su hija lo que estaba pasando, quien le confirmó el abuso.

“El sacerdote le agarra la pierna a la niña, la niña se pone incómoda, la mamá al ver esta reacción platica con la niña, ya la niña le dice lo que pasa, y le dice que lleva tres meses que la está violando cada viernes que acudía a confesarse; acaba de cumplir 15 años en enero”, dijo Nolasco.

Jorge Raúl "N" fue vocero de la Arquidiócesis de León, hasta que fue demandado por una mujer para que proporcionara pensión alimenticia para una hija que procreó con ella.

A partir de entonces fue removido de su cargo y se trasladó a Irapuato, donde siguió ejerciendo el ministerio en la localidad, y acudía a confesar a las alumnas del colegio de monjas privado.

El sacerdote quedó a disposición del Juzgado Regional de Oralidad, por el mencionado crimen.


Back To Top