JAVIER DUARTE ES HUMILLADO POR LA POLICÍA DE GUATEMALA, "NO SABEN QUIÉN SOY LES DIJO...


Los policías que trasladaron a Javier Duarte lo arrojaron con fuerza y lo tiraron de espaldas en la jaula para delincuentes.
El ex gobernador de Veracruz fue llevado a la torre e tribunales y luego de regreso a su celda en calidad de bulto.
Javier Duarte quedó tendido de espaldas, con las piernas abiertas y flexionadas e incapaz de incorporarse.
En la cara del ex gobernador había un rictus de impotencia y resignación y nadie lo ayudó a acomodarse.
En su camino a los juzgados un coro de voces de los pandilleros de la Mara Salvatrucha pedía que acabaron con Javier Duarte.
“¡Basuraaaa! Carceletas. ¡Quiébrenlo!”, le gritaron.
Javier Duarte permaneció inmutable, mirando a todas las personas y no deteniendo su vista en ninguno. No obstante, gritó muy fuerte diciendo que ''No saben quién soy yo...''
Los policías le abrieron paso a la fuerza y lo llevaron hasta el lugar en donde lo colocaron de espaldas, le quitaron los zapatos y lo revisaron minuciosamente.
Durante la audiencia, el ex gobernador dejó en suspenso la extradición a México, expresó que esperará la solicitud formal que presentarán las autoridades nacionales.
La solicitud de extradición la estudiará la defensa de Javier Duarte y será entonces cuando decida si acepta ser extraditado.



Back To Top