Niño diputado que criticó corrupción de Borge vive en la pobreza

niño diputado

El menor vive con sus padres y seis hermanos, su casa es una choza hecha con madera y lodo con techo de palma, mide 4×4 metros. A sus 12 años, Jacinto tiene que caminar para conseguir agua potable y leña seca para cocinar y alumbrarse por las noches, viven en una zona selvática.
Luego de hacerse famoso en redes sociales por denunciar ante el Congreso de Quintana Roo la corrupción del exgobernador Roberto Borge, el diputado infantil Ángel Jacindo Noh Tun regresó a su realidad, un lugar en donde no hay esperanza para festejar el Día del Niño este 30 de abril.
Convencido de haber cumplido con su responsabilidad de representar a la población maya de esta marginada comunidad del municipio de José María Morelos, este menor vive con sus padres y seis hermanos, en una comunidad del municipio José María Morelos. Su casa es una choza hecha con madera y lodo con techo de palma, la cual mide cuatro por cuatro metros.
A sus 12 años, Jacinto tiene que caminar para conseguir agua potable y leña seca para cocinar y alumbrarse por las noches, ya que viven en una zona selvática.
Entrevistado por el diario Luces del Siglo antes del Día del Niño, el niño dice que el mejor regalo que podría recibir es que sus hermanos ya no se vuelvan a enfermar, que sus padres no tengan que empeñar sus pocas pertenencias para brindarles atención médica.
Otra cosa que le preocupa es que su padre no tenga un trabajo fijo para que él y sus hermanos puedan ir a la escuela, por lo que sólo tiene la esperanza de estudiar hasta la secundaria, ya que está consciente de que entrar a la preparatoria implicaría más gastos que difícilmente les podrían pagar.
“Nunca festejamos el Día de Niño, a veces el profesor Raúl nos compra un pastel, pero como mañana hay consejo técnico va a viajar y ya nos avisó que se suspende la fiesta”, contó resignado.
Jacinto comparte la responsabilidad de ser el hombre de la casa, junto a su padre, a quien ayuda con las labores de siembra para el autoconsumo y la apicultura.
Aunque Jacinto no está consciente del efecto que tuvo su discurso mediante las redes sociales a nivel nacional, aseguró estar satisfecho de las denuncias que hizo sobre corrupción y en contra del saqueo que se cometió en la administración del exgobernador Roberto Borge.
“Claro que sé lo que significa lo que dije en el Congreso, me escogieron para representar a los mayas de José María Morels y me dieron el tema de corrupción y transparencia, lo que dije salió de recortes de periódicos que leo en la casa, en la escuela después de clases y cuando tengo que viajar y alguien lleva el periódico en el carro”, dijo.
Después del desgarrador discurso que pronunció desde la tribuna del Congreso del Estado en Chetumal contra la corrupción al igual que la impunidad y las desigualdades sociales que padecen diversas comunidades mayas de Quintana Roo, se reintegró a su vida cotidiana donde al lado de su numerosa familia subsisten bajo lacerantes condiciones de pobreza y el abandono gubernamental.
Son precisamente estas duras condiciones las que lo han convertido en un niño fuerte y consciente del deber de colaborar con las responsabilidades del hogar.


Back To Top