EPN debe dar la cara por el asesinato de periodistas. ¡Ya basta!

loading...


El Presidente Enrique Peña Nieto ya no tiene manera de evadir su responsabilidad para esclarecer los crímenes contra periodistas, sostiene el Comité para la Protección de Periodistas. Las acciones que se han implementado hasta el momento no han servido, “se crearon los mecanismos, se estableció la fiscalía [especial], hubo una enmienda de la Constitución y la impunidad sigue en un nivel altísimo; no hay excusas”, comentó entonces Lauría.

Su más reciente reporte, "Sin excusas: Mexico debe romper con el ciclo de la impunidad en los asesinatos a periodistas", la organización internacional con sede en Nueva York, fue presentado a Peña Nieto el pasado 4 de mayo, en Los Pinos, donde el Procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, respondió al CPJ con el anuncio de que cambiaría al encargado de este tipo de investigaciones, Ricardo Nájera Herrera, sustituido el pasado 10 de mayo de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Ayer, sin embargo, el periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada, uno de los periodistas más experimentados en la cobertura del narcotráfico y premio del CPJ en 2011 por su valentía, fue asesinado de 12 tiros de arma de fuego en la avenida Riva Palacio de su ciudad natal, Culiacán, a unos metros de la redacción de Río Doce, la publicación que había cofundado.
“Se trata de una escalada. No habíamos visto casos tan prominentes en un lapso tan breve; evidentemente, esto habla del agravamiento de la situación; es necesario ser muy pero muy enérgico, no sólo enérgicos, decisivos en la respuesta ante la brutalidad de estos ataques, y la necesidad de que haya esclarecimiento”, dijo ayer Lauría, coordinador para las Américas del CPJ y amigo del fallecido.
“Esto es verdaderamente fuera de toda comprensión; ha sobrepasado todos los límites; una persona de tan alto perfil, con tanta experiencia, con la relevancia que él ha adquirido a nivel nacional, con su conocimiento, la verdad es que es difícil establecer paralelos, pero uno piensa en el caso de Ortiz Franco, del semanario ZETA, de ese nivel de prominencia y son esas cosas que ocurren en el centro de Culiacán, a pocos metros de la redacción de Río Doce”, agregó.

Valdez Cárdenas, de 50 años, se convirtió en el sexto periodista en ser asesinado en México este año, de acuerdo con el conteo de la organización Artículo 19. Con él, el sexenio acumula ya 32 asesinatos de reporteros, cantidad que es un 66.6 por ciento de los 48 registrados en el Gobierno del Presidente Felipe Calderón Hinojosa.
Antes, también este 2017, habían sido asesinados los periodistas Cecilio Pineda, de Guerrero; Ricardo Monlui, de Veracruz; Maximino Rodríguez, de Baja California Sur, y Miroslava Breach Velducea, de Chihuahua y corresponsal de La Jornada, como Javier Valdez.

Con información de SinEmbargo.



Back To Top