Muere de frió al quedarse dormido sin cobija y con el aire a 16 grados




14 de julio 2017, MÉXICO.— El aire acondicionado, ese invento que nos permite pasar el verano más fresquitos, puede convertirse en un peligro para la salud. Llegar de la calle a 40 grados y ponernos el aparato a 20 grados o dormir toda la noche con el chorro directo al cuerpo repercute negativamente en nuestro organismo, como consecuencia, una victima por tener el aire a 16°.

Y fue así como falleció de hipotermia un vecino de la colonia primero de mayo cuando la noche de ayer estrenó su nuevo aire acondicionado de dos toneladas en su pequeño cuarto. El mini split lo ganó en una rifa y aunque le aconsejaron que era demasiado para esa habitación, no escucho consejos y lo instaló.
Llegada la noche lo puso en el 16 y se quedo dormido justo frente al chorro del aire y sin cobija. De ese sueño ya nunca despertaría dado que el congelamiento en sus extremidades no le permitieron moverse para llegar al control y subirle a la temperatura. Minutos después moriría de hipotermia.
Se aconseja a la ciudadanía que no duerma con el aire a menos de 23 grados ya que muertes de este tipo pueden ocurrir.

Los cambios bruscos de temperatura y el chorro de aire directo sobre la piel pueden provocar desde catarros a lumbalgias, pero tristemente esta vez, tuvo una victima el uso del aire condicionado.

Consejos para evitar dolencias.


-Evitar que el chorro del aire incida directamente sobre nuestra piel y zonas no cubiertas por la ropa, como la cara, el cuello, el pecho, la zona abdominal o la lumbar. Si no se puede regular la dirección del difusor de aire, habría que modificar la posición de la mesa de trabajo si es posible.

-En los vehículos, habría que abrir las ventanas del coche y, una vez iniciada la marcha, encender el aire acondicionado de manera progresiva cuando se haya conseguido disminuir la temperatura ambiente dentro del coche.

-Mientras dormimos, también deberíamos evitar que el chorro de aire incida directamente en nuestro cuerpo. Lo ideal sería programar el aire acondicionado de la habitación una hora antes de irse a dormir.

-Si se tiene fatiga a la hora de conducir, es mejor parar a descansar, estirar los músculos, hidratarse e incluso dar una cabezada en las áreas de descanso que intentar despejarse poniendo el aire acondicionado a plena potencia con el difusor dirigido a nuestra cara.


Back To Top