Albertо Rоdriguez y María Gómez, eran una pareja de jóvenes guapоs y de cuerpо fitness.


Alberto Rodriguez y María Gómez, eran una pareja de jóvenes guapos y de cuerpo fitness.

Esto fue así durante un tiempo, pero a los meses de relación, Alberto notó que cada que salían a comer, María pedía comida grasosa en grandes cantidades, para luego comer un poco y dejar el resto. Comida que Alberto se sentía obligado a comerse ya que no le gustaba desperdiciarla siendo que le implicaba un alto costo.

Por otro lado, María lo convencía para que no fuera a entrenar, inventando cientos de pretextos de todo tipo. Y por las noches cuando ya no estaban juntos, ella se iba a entrenar a escondidas de él.

Fue así como Alberto pasó de pesar 85 kilos a 120 en menos de un año. Se sentía deprimido y no entendía como el estaba gordo y María seguía con cuerpo esbelto.

Todo se descubrió cuando Alberto tomó el teléfono de María y descubrió una platica con una amiga cercana donde le comentaba que ya había logrado engordar a su novio hasta el punto donde siempre le sería fiel, ya que cuando estaba de buen cuerpo, "las zorras" siempre estaban tras él.

Alberto con el corazón roto terminó la relación y ahora demanda a Maria por quinientos mil pesos para compensar los daños físicos que le hizo hacerse a su cuerpo.
La demanda está en proceso desde abril y pronto el juez tendrá que decidir quien tiene la razón.


Back To Top