Sale de un coma profundo de año y medio; Al despertar seguía en la sala de espera de urgencias del IMSS



El primero de mayo de 2016, el joven Jorge Guerrero, sufrió una conmoción al estar jugando fútbol, le dijo a sus amigos sentirse mal, y él por propia cuenta se dirigió a urgencias de Imss, por la calle guerrero. Al llegar, le dieron turno y paso a sentarse y esperar, lo que no sabía, es que mientras esto pasaba, su herida cerebral empeoraba, cayendo en un coma profundo, del cual salio la noche de ayer.

Al despertar, creyó que solo habían pasado una hora, cual fue su sorpresa que había pasado, exactamente año y medio. Se sentía bien, y no sabía si irse, pero al preguntar por su turno, le dijeron que aun no le tocaba, así que decidió irse a su casa, donde su familia lo recibió con gritos de felicidad y abrazos, ya que lo creían desaparecido.

Otra historia con final feliz que nos recuerda que el slogan del imss tiene razón "El tiempo cura todas las heridas".



Back To Top