Se desata riña familiar porque alguien se comió un 'Gansito' congelado que no era suyo


Edna V. llegó a su casa después de un arduo día de trabajo en la maquiladora, y lo único que deseaba era abrir el refrigerador, tomar su gansito congelado y comérselo mientras veía su telenovela. 

Su sueño fue arruinado cuando al abrir el congelador, su aperitivo había desaparecido. Al parecer no era la primera vez que esto ocurría.

La furia inundó su cuerpo y sin mediar palabra atacó a golpes a sus hermanas. Su madre quiso intervenir y también recibió puñetazos por parte de la furica jovencita. 

Según los testimonios de varios vecinos del barrio, la familia Vargas, protagonista de esta trágica historia, todos los días se presentaban gritos e insultos, por lo que los vecinos tomaron el hecho normal.

Sin embargo después de unas horas la discusión no paraba después de las 8:00 PM. Se extendió durante toda la noche del pasado lunes, y se tornó a gritos e insultos peores, además se escucharon varios golpes fuertes provenientes de la misma vivienda.


Por el tremendo alboroto, los vecinos llamaron al 911 reportando la pelea familiar. Los municipales esta vez llegaron rápidamente y encontraron a la joven con un cuchillo en la mano, gritando amenazas de muerte contra sus familiares. Afortunadamente pudieron desarmarla. El saldo fue de dos jóvenes lesionadas.

Se recomienda a la ciudadanía no comerse los postres que no son suyos, ya que pueden causar conflictos que en un momento dado, podrían escalar hasta un asesinato.



Loading...
Back To Top